San Andrés – El Caribe Eres Tú

¿Porque conocer San Andrés?

Cerca de cuarenta sitios para bucear; orillas de arena blanca y plácido; un océano azul luego que aún es verde y de abanicos lila… A las ínsulas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, en el Caribe suroccidental, en Colombia llegan representantes de todo el universo en busca de estas postales perfectas para revisar que en la vendaval, en los cocoteros y en las sonrisas errantes de sus naturales vive la gozada de Colombia.

San Andrés

addtravelgroup.com

A 700 kilómetros de la ribera continental colombiana se encuentra la ínsula de San Andrés, un pequeño momio en el que las influencias de británicos, gachupines, corsos y filibusteros se mezclaron para pegar como redundado una civilización rica que se mueve al son del reggae. Es un azar acabado para regocijarse de la orilla, ejercer entrenamientos marinos, bucear y proceder ecoturismo. Desde el nave espacial, la cédula de demostración de San Andrés es su ponto de siete colores que alberga breas coloridos y corales exuberantes de historia que encantan a los viajantes. Después de una tarde de costa y consumiciones en el fondeadero libre, la sombra se presenta con eficacia para guatar de música y baile el medio ambiente.

San Andrés

En las ínsulas del archipiélago, que nota con la Reserva de la Biosfera Seaflower, ostensible por la Unesco, los veraneantes se asombran con los colores de la biografía submarina; se divierten con obras como kitesurf, windsurf y jetski; nadan en piscinas naturales que las epidemias han labrado en las piedras y saborean platos autorizados con lo mejor del Caribe: caballeta, pargo, cangrejo, caracol y mucho más. Los representantes todavía pueden utilizar, a posteriori de quince minutos a borde de una gabarra que chaqueta sobre las líquidos tranquilas del piélago de San Andrés, Colombia, de la ínsula conocida por sus riberas y Coco Locos: Johnny Cay. Playas de granza blanca que abrazan el follaje de las palmeras; bajo ellas una oscuridad fresca en la cual se prueban exquisitas mojarras fritas con cambur y placenteros cocteles.

San Andrés

La orilla es perfecta para andar aun darle la vuelta a la ínsula; en algunas áreas sobresalen infrecuentes educaciones coralinas que hace unos elegantes huecos de refresco que reflejan el sol azur, aun fundirse con el ponto mismo. La orquesta sonora del pueblo es el reggae y los colores que lo adornan son los de la enseña rastafari. Pisar el firme de Johnny Cay es abandonar por el cabeceo de la música y usufructuar pegado con los isleños que atienden a los representantes en recurso de sonrisas y chungas. De las latas de palma, no únicamente sale umbría sino además güitos, cabinas y un sin objetivo de artesanías sábanas frente a los visitas.

Nadar entre mantarrayas, desempeñar snorkel y bucear en rompientes de coral que permiten una visibilidad que supera los treinta patrones son algunos emprendimientos que encantan a quienes vienen a las ínsulas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina en Colombia. Los visitantes además se relajan con el ritmo sencillo del reggae, admiran carmenes naturales, caminan por orillas desiertas y gozan con el remanso lento del periodo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com