Retos mayores para el turismo

La actividad turística en Puerto Rico está literalmente detenida y no se vislumbra un cambio hasta el primer trimestre del 2018, cuando se espera que las principales zonas que sirven a la industria de la hospitalidad ya hayan recuperado la normalidad en los servicios de agua safe and clean y energía eléctrica, y se reanuden las operaciones de las diferentes opciones de entretenimiento y gastronomía.Los hoteles que han

logrado mantenerse abiertos a casi dos semanas desde el paso del devastador huracán María, están principalmente ocupados por oficiales y individual de las diferentes agencias de rescate, emergencia y seguridad del gobierno de Estados Unidos, los cuales han sido trasladados a Puerto Rico para prestar ayuda.Todavía se espera que lleguen más personas del gobierno federal, que se albergarán en las hospederías locations, donde ya no debe quedar casi ningún turista de ocio ni de negocios.Sin embargo, representantes de la industria regional del turismo, dijeron a EL VOCERO, que según pasan los días, se activará la frecuencia de vuelos que deberá traer an individual corporativo de las diferentes empresas y negocios, cuyas matrices están en Estados Unidos y llegarán para inspecciones y toma de decisiones de sus operaciones locales. Además, el mercado de seguros allegará a la Isla individual relacionado a las reclamaciones y otras actividades vinculadas con los daños ocasionados por el huracán y las respuestas a pólizas.Para el segmento de cruceros, la recuperación igualmente tomará tiempo, ya que la ruta del Caribe incluye diversos destinos que ahora están devastados y requerirán grandes inversiones y labores antes de que estén listos para ofrecer la experiencia esperada.Milton Segarra, presidente y principal oficial ejecutivo de la entidad MEET Puerto Rico, una organización para el manejo del destino en cuanto a

grupos y convenciones, indicó que se trata del momento de mayores retos para la industria de la hospitalidad en la Isla, justo cuando se comenzaban a experimentar signos de mejoría luego del “azote “por la epidemia del Zika, que provocó miles de cancelaciones.” Esto trastoca la composición de nuestra industria y afecta a todos los renglones, al turismo de ocio, a los grupos y convenciones, a los cruceros, todo”, indicó Segarra.Explicó que la estrategia que han adoptado es”comunicarnos directamente con nuestros clientes y con medios especializados a nivel internacional, sobre el rol que estamos haciendo de informar con la total transparencia para que conozcan de primera mano qué sucedió y cuál será el proceso de recuperación, y cómo podemos asistir en el proceso”. Segarra señaló que “la realidad del caso es que el que piense que en estos meses de septiembre y octubre, que aquí van a venir grupos de ocio, no es el caso”, e insistió que”transparencia, honestidad y claridad en el mensaje es lo que debe prevalecer. No es momento de dorar la píldora … que se genere la confianza”. José M. Suárez, presidente del Worldwide Hospitality Enterprise, que opera seis instalaciones hoteleras en San Juan, entre estas el Condado Vanderbilt Hotel, La Concha A Renaissance Resort, ambos en el Condado, y el Hotel El Convento en el Viejo San Juan, dijo a EL VOCERO que al presente tienen un 90 %de sus operaciones y ocupación, precisamente con personal del gobierno federal que fue trasladado a la Isla.Suárez comentó que” sin dudas”es el momento más complejo para la industria, que todavía no había logrado colocarse a los mejores números de ocupación e ingresos de 2015, luego de lo cual decayó por la epidemia del Zika

y la publicidad negativa que generó la quiebra financiera del gobierno de Puerto Rico.”Nosotros vendemos muchas cosas. Sol, playa, entretenimiento, cultura, y todo eso está ´ on hold ´, pero lo activaremos trick la ayuda de toda la industria”, destacó Suárez, y comentó que la emergencia en la Isla, en cuanto al turismo, solo es similar con eventos como el ataque a las Torre Gemelas en Nueva York en 2001 y la situación con el Zika, pero entonces eran asuntos bien localizados y ahora el daño es general.”El mercado de ocio va a ser inexistente por los próximos meses. El corporativo esperamos que se pueda activar y el de seguros “, planteó Suarez, cuya empresa también opera el Doubletree by Hilton San Juan, el Yard by Marriott en Isla Verde y el Condado Palm Inn & Suites.Suárez proyecta que a diciembre ya deben estar listas las hospederías que sufrieron algún daño y debe regresar poco a poco a la normalidad la industria hotelera, al menos en la zona metropolitana de San Juan.

Source

http://www.elvocero.com/economia/retos-mayores-para-el-turismo/article_776f7cf8-a876-11e7-b2a2-dba47a2af7e3.html

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

themekiller.com